“Perseguidos y salvados”. Una propuesta materialmente intangible y espiritualmente inconmensurable

Perseguits i salvats

Perseguits i salvats

Perseguits i salvats

Perseguits i salvats

La fe mueve montañas. Pero a veces son tan altas que se pierde la esperanza. Estamos en la Segunda Guerra Mundial. El delirio nazi se extiende por buena parte de Europa. Los Pirineos hacen de frontera del horror. Cuando la opción es la muerte en un campo de exterminio, ni los 3.000 metros de las cimas que se interponen entre los judíos y la única vía de escape pueden disuadir a veinte mil personas de intentar cruzar la cordillera. Es el último gran obstáculo para huir del Holocausto.

Al otro lado de las montañas, las cicatrices de la reciente Guerra Civil aún son bien visibles. La miseria y la feroz represión franquista no parecen un buen contexto para recibir ayuda. Los judíos se plantan ante aquella inmensa muralla natural con la incertidumbre de si les bastará con la fe para abrir una grieta por donde huir de la Gestapo y las SS.

La montaña no se movió, pero una mano anónima y amiga los guió hacia la libertad. Es incalculable el riesgo que corrían aquellos hombres de los Pirineos. Solo se puede equiparar a su generosidad y valentía. “Quien salva una vida salva un mundo entero.” Quizás no conocían este dicho hebreo, pero lo hicieron suyo y abrieron cuatro pasos en los Pirineos de Lleida para salvar tantas vidas como les fue posible. Una heroicidad que nunca ha tenido reconocimiento. Un olvido injusto para ellos y para los judíos perseguidos que murieron en el intento de cruzar la cordillera.

La Diputación de Lleida ha puesto en marcha el ambicioso proyecto Perseguidos y salvados, una decidida apuesta por el turismo del siglo XXI, que busca un plus al paisaje y el patrimonio. Estos escenarios de evasión que utilizaron los judíos para huir del nazismo se han convertido ahora en rutas de senderismo llenas de emotividad e historia.

Se trata de cinco rutas señalizadas que recorren espacios significativos de la Val d’Aran y L’Alta Ribagorça, El Pallars Sobirà, L’Alt Urgell y La Cerdanya, lugares de paso o de cobijo de los evadidos, de las montañas acá, gracias a la generosa colaboración de los pasadores.

El proyecto contempla una señalización unificada y con una marca propia que identifique por todo del territorio los espacios referentes a la presencia de los refugiados judíos en las comarcas de Lleida.

Esta señalización se ha complementado con folletos de difusión y la publicación de una página web multilingüe (www.perseguitsisalvats.cat) en la que se explican los acontecimientos históricos, los itinerarios y los puntos señalizados con información variada.

Justamente con el objetivo de contribuir a la difusión e internacionalización del proyecto Perseguidos y salvados, la Diputación de Lleida ha continuado las acciones promocionales para mostrar la oferta turística de los Pirineos y las tierras de Lleida en el mercado de Israel, desde donde la aerolínea israelí Arkia, a partir de este mes de junio, ha puesto en marcha vuelos chárter con el aeropuerto de Lleida-Alguaire. Y el proyecto Perseguidos y salvados ha sido uno de los factores determinantes para que Arkia haya iniciado estos vuelos comerciales entre la capital de Israel, Tel Aviv, y el aeropuerto Lleida-Alguaire.

El acuerdo turístico al que se ha llegado es el primer paso de una estrategia general, de promoción conjunta y transversal de las tierras de Lleida, no solo para turistas de Israel, sino también para visitantes locales, nacionales e internacionales que exigen una oferta turística de primera calidad.

Al mismo tiempo, esta campaña de internacionalización coincide con los estudios previos que deben permitir la señalización de una quinta ruta de evasión que enlazará el Aran con la comarca de El Pallars Sobirà, desde el Tuc dera Girèta, Montgarri, Pont de Perosa, Bordes de Perosa y el refugio Fornet hasta llegar a Alòs d’Isil, senderos que —como el resto de trazados señalizados— recorrieron miles de personas durante la Segunda Guerra Mundial.